Radio Universo
Black Holes Encyclopedia
Articles

Karl Gebhardt

Karl Gebhardt

Karl Gebhardt

Si el profesor de la Universidad de Tejas Karl Gebhardt no fuera astrónomo, le gustaría ser trabajador de la construcción. De hecho, trabajó en la construcción cuando hacía estudios de posgrado, construyendo casas y trabajando en los jardines. ¿Qué le atraía de ese trabajo? “¡Que puedes manejar camiones grandes!” responde con una sonrisa. Y a este Profesor Asociado de Astronomía le sigue gustando dedicar tiempo a su casa y su jardín: “Tenemos muchas flores y verduras,” dice. “Tejas es un buen sitio para cultivar.”

“Me recomendaba muchos buenos libros”

Kart creció en Rochester, Nueva York, donde su madre era administradora de un hospital. En la preparatoria, su maestra favorita era la Sra. Tomoanovich, que impartía clases de inglés en el grado 11. “La apreciaba,” recuerda, “porque me recomendaba muchos buenos libros.” Entre otras obras, en la clase leímos libros de Herman Hesse y Absalom, Absalom! Y As I lay Dying de William Faulkner. “Era muy buena maestra, y los libros me influyeron mucho,” comenta.

“Una persona puede tener un gran impacto”

Aunque empezó estudiando física en el posgrado, a Karl le atraía la astronomía, en parte, por su carácter personal. En física, la investigación muchas veces se hace con cientos de científicos que trabajan en el mismo proyecto. En astronomía, en cambio, la labor de una persona puede tener un gran impacto.” Es más, comparado con toda la gente que trabaja en física, la comunidad astronómica es más bien pequeña. Como dice Karl, “la astronomía es un grupo lo suficientemente pequeño para poder llegar a conocer a la mayoría de la gente, y están repartidos por el mundo. Por eso, básicamente vayas donde vayas en el mundo, siempre hay alguien a quien conoces y con el que te has relacionado. Los astrónomos suelen ser gente agradable, así que la cosa funciona bastante bien.”

“Una idea equivocada muy común”

Como un número cada vez mayor de astrónomos profesionales, Karl ve un telescopio muy pocas veces. La mayoría de los telescopios que usa, como el Telescopio Hobby-Eberly, en el Observatorio McDonald, y el Telescopio Espacial Hubble, tienen una lista de observación. En vez de tener que estar en el telescopio para presenciar sus observaciones, Karl se limita a esperar a que la plantilla del observatorio haga las observaciones por él. Los datos recogidos normalmente se los transmiten electrónicamente, así que no tiene ni que salir de su oficina. La idea de que se pasa las noches en un observatorio es, nos dice, “una idea equivocada muy común.” “La gente cree que es extraño,” dice, “pero es muy normal.”